– El Barrio.. La voz de mi silencio…

 

galería cubanito cuentacuentos
galería cubanito cuentacuentos

Las grandes ideas, siempre, nacen de grandes conflictos. La mayoría, entre magnos amigos.

En esta ocasión, mi unido Webamaster & yo, hemos mantenido una de las gordas.

Y, no le faltaba razón.

Me lo escribió, bien clarito. En una sola palabra:

¡Pifia!

Mi respuesta, al cabo, no fue nada correcta. Pero, como existe un afecto arraigado y muy bizarro, forzosamente pasada la tormenta tuvo que revelarse la afonía.

No obstante, la dichosa pifia, en esta ocasión si que ha sido gorda. Aunque, para satisfacción del anciano y sabio Webmaster, que no por anciano & sí por sabio, hace meses me dediqué en eso segundos que le robo al turno, a construir este cuadernillo de ejercicios.

Constantemente, adiviné que en alguna ocasión tendría que tirar de él & descubrir alguno más de mis recónditos secretos.

Justo, aquí debajo tenéis otro:

Un, triste poema. Es, lógico. Éste, es un modesto diario,. No, una bitácora pública.

A partir de ya, dejó de ser privada.

A partir de ahora, es compartida.

A partir de mañana, será vuestra.

A partir de pasado y detrás será del mundo.

Asi pues y estando en el mediterráneo
Español, y en un lindo barrio andaluz, y paradójicamente rodeado de buenos amigos británicos; qué mejo ocasión para oír un poco de buen flamenco, estimados lectores.

Supongo, que me habréis reconocido.

No obstante, por si las moscas soy:
julio de castro/el cubanito cuentacuentos

Y, nunca lo olvides.

Mi, mejor amigo es:

Webmaster. Mi, socio. El socio de:

http://www.juliodecastro.com

 

Saludos a todos,

 

galeria cuabanito cuentacuentos
galeria cuabanito cuentacuentos
Anuncios

– Sin ti…

Mi Caravana 087

(meditando, profundamente – nov/2008 – aquel día, estuve cerca de tres horas- no, lo aconsejo a los no expertos, ¡insisto!)

 

Contigo, en el desapego;

aprendí a vivir.

Contigo, muy lejos;

pude reír.

Sin ti, a mi vera;

supe, hablar.

Y, sobre todo,

al no

tener-te,

tanto cerca,

conseguí recordar

aquella palabra

con dos

solas catervas:

A – MAR

 

 

bye Tribeca TqT, but…

I think, I 

He&DI

He&DI

He&DI

 

 labios flickr

flickr

Etiquetas de Technorati: Poesía,Textos,julio d castro/el cubanito cuentacuentos

 bUENO, LO DE ARRIBA NO ES MÁS QUE UN POEMILLA.

lO CIERTO, ES QUE SIGO QUERIENDO A tRIBeKA. cUANDO, redacté LAS LÍnEAS DE ARRIBA, NI, TENÍA IDEA DE LO QUE IBA A suceder; NI MUCHO MENOS DE QUE tRIBEKITA, MI AMOrCITO, RECIBIRÍA LA CARTICA TAMBIÉN.

 

pENSÉ, ESTÚPIDO DE MÍ, COMO SIEMPRE, QUE ME HABÍA BOTADO A LA BASURA.

 

VEN, COMO EN EL FONDO NO SOY MÁS QUE UN  POBRE DIABLO SENTIMENTAL…

T.Q.T

 T LA
DEDICO TriBeKa.
NO, T OLVIDO.
CADA DÍA,
QUE PASA,
TE LLEVO,
MUCHOMÁS
aDENTRO.DENTRO

DE MÍ.

PODRÁS PERDONARME?

ALGÚN DÍA?
Venga…
anda…
estoy listo…

con niños…
TAM-bién…

Pide…demanda…

qué más

quieres?

preciosa…

tus ojos…

son míos…

y…

tu pelo…

y,

todo…

lo demás…

ya,

tú, sabes…

qué más…

dale…
hoy estoy…

muy contento

por fin,
he vuelto a dar
con – tigo…

no tengo

arre – glo…

 

para tribeca
para tribeca

-Todo lleva, inequivocamente, dos palabras: THE END = EL FÍN…

Resultado de imagen de fin
galería cubanito cuentacuentos

-Expiró el primer plazo. El peor. El de no mirar atrás. No quiere ver esa estela.

-¿Sí?¿Cariño? Era lo único que su interior escuchaba. Muy en la lejanía. Las malas pasadas de lo iluso. Irreal.

Sonando e incluso esperando se agotase el plazo de duración del último eco, cual suspiro el último eco. Avisando el ya irremediable punto y final sin ir seguido de dos puntos suspensivos. Desenlace, fatal; bastante parecido al del día en que sólo podrás vestir camisa sin bolsilloeco de la última, estando ya a las puertas de País del Nunca Jamás giró casi imperceptiblermente la mirada hacia atrás y pensó:

-Le regalerá mi último poema. Luego Cantares a Go-Go-

-Prefiero dejarlo simplemente en nada queda y todo pasa… y sin genero de duda alguno lo mio es pasar. O mejor dicho: lo mío es que pasen de mí… Rumiaba Corn…

joan manuel serrat aquellas pequeñas cosas –año 1974 (comenzamos juntos en Las Canarias, el largo camino con el supuesto de que la muerte los separaría. Y de hecho así será.

 

-Nadie ocupará mi lugar. Tampoco lo hiciere nunca. Siempre me llevé mi sofá de las lecturas a doquier. Mi más leal, duradera y silenciosa compañera. De la mano de mi creación… No dejó de cavilar durante días y días…

-Ella nunca le dijo la verdad. Muy a su pesar. Corn, siempre lo supo todo. Pero, si bien la verdad no es sinónimo de sufrimiento, si que lo es de no tener remedio…

©julio d castro/el cubanito cuentacuentos

Gracias por tu permanente support.

Meditación del amor
galería cubanito cuentacuentos

-notita: post editado el 5 d octubre d 2016-