Studio 54

Studio 54 – New York

 

Studio 54 & me

Hace varios años publiqué algo sobre Studio 54. La discoteca más espectacular que toda persona con ganas de mucha, pero que muchísima marcha, pueda soñar con visitar.

Aquel post quedo del todo incompleto. Nada anoté.

Perfil Facebook

Entre otro más de los cientos de metas que me he venido trazando a lo largo de la vida, ésta sí que me satisfizo. A tope.

De cómo logré entrar en la disco poco tengo que contar. Me puse en la cola no muy mal acompañado 😉 y bastante bien acicalado. Bueno, para la época.

Eso sí: Un buen cadenón de “colorao” (oro) al cuello y bien trajeado de negro. Qué menos.

Vaya, una mezcla de atuendo bien estudiada de entre lo europeo y lo latino. No me salió mal.

En fin, en uno de mis viajes

a California y con parada en New York decidí quedarme un par de   días con el único objetivo de entrar en Studio 54.

La amiga que me acompaño, que todo hay que decirlo, estaba por aquel entonces bastante involucrada en la movida teatral neoyorkina, así que pienso que gracias a ella pude entrar. ¡Qué caray!

Aquella época fue del todo desmadrada. Y toma nota, apreciado lector, cuando anoto “desmadrada” lo digo en América.

Y, amigo mío, un desmadre a la americana es mucho desmadre.

De coca, alcohol y canutos hasta las cejas. De otro modo allí no habría modo de adaptarse.

Conste que en ese lugar había absolutamente de todo lo imaginable. Se puso de moda. Para la desgracia de muchos años más tarde.

Con el mogollón de gente famosa que te podías encontrar por allá…

Pero en tales estados de ebriedad casi que no te dan chance para hablar con nadie que no sea algún conocido tuyo.

No es porque la gente fuese antipática. Ni mucho menos. Todo lo contrario.

Fue debido a la dificultad con el idioma, a pesar de que lo chapurreo casi a la perfección, e insisto, el despanoche de to quisqui y siempre con el miedo y la alerta de no verte involucrado en una situación comprometida; pues iba algo timidón.

Sólo al principio. La verdad.

Después fue muy divertido aunque al día siguiente con el resacón casi que caigo preso en el aeropuerto.

¿Qué aspecto tendría? A saber…

Menos mal que en esos momentos no llevaba arriba ni un solo petardo. De no ser así, se me hubiese complicado y mucho el viajecito de las narices.

Increíble. Todo. Espectacular.

Ni una sola palabra de las que se apuntan en el documental extenso que adjunto es mentira. Todo es radicalmente cierto.

Así que para qué marear la perdiz más. ¿No te parece?

Desde luego que consta una anécdota. Mi vida está llena de ellas.

Conocí aquella noche a uno de mis ídolos: Al Pacino.

Un tipo muy simpático. En serio.

Aunque ante la tirada de tejos permanente a la periquita que me acompañaba y el colocón que el menda calzaba, opte por felicitarlo y bla, bla, bla. Luego, me quite del medio en compañía de aquella belleza.

Esto que escribo no lo hago con ánimo de criticar ni mucho menos censurar.

El hecho de que en la disco casi todo el mundo anduviese pasado de rosca era lógico. De lo más normal.

Allá se iba a festejar y no a comerse el coco.

También vi a otros muchos. Pero tras haberme quedado con la copla decidí meterme de lleno en fiesta y pasar de curiosear. Para qué.

En definitiva, pasé una noche enterita en Studio 54 y casi que apenas que me acuerdo de lo que hice.

Mal rollo. Pero así funcionaba la vaina.

Hoy incluyo en este post tres clips que me resultan los mejores en cuanto a lo que haya publicado sobre esta famosa  e irrepetible discoteca.

El primero con una muy buena selección de la música que allí se pinchaba. Estupenda.

El segundo con un extenso documental sobre Studio 54.

Y el tercero, pues una hora larga de música pinchada única y exclusivamente allí.

Para los nostálgicos y los que hayan conocido La Gran Manzana de aquella época seguro que le haré pasar un par de horas muy agradable.

Ese es el objetivo final que persigue todo buen bloguero: Entretener, formar e informar.

Nada más y nada menos.

Saludos a todos y gracias por vuestro soporte.

Amor - ricardo valdim

Anuncios

Diez mil millones y un PoKiTo +…

Cascada
galería cubanito cuentacuentos

Diez mil millones y un PoKiTo +…

En estos últimos tiempos parece ser que se ha emprendido una carrera a todo tren por lograr la máximo.

Lo máximo para unos es conseguir la fórmula de la vida eterna.

Es un hecho. Una casi realidad.

Existe un denominado Proyecto Avatar, que publicaré más adelante que está procurando conseguirlo para mediados del presente siglo.

Este proyecto citado lo está patrocinando un nuevo rico. Un multimillonario ruso que ha obtenido su fortuna en este inmenso mundo de todos conocido como internet.

Pero, para mi asombre, también he leído hace poco en una entrevista al prestigioso Doctor Gaona, casi que predecir que para mediados de siglo, al igual que el ruso, se podrá hablar , al menos, de un modo de vidas entera.

Son muchos los que están empeñados en tan ardua tarea.

Sin embargo si seguimos como vamos de qué nos va a servir.

También hay otros científicos de mucho prestigio que aseguran que poco más o menos para la misma fecha este mundo se va al mismísimo carajo.

¿Por qué? Pues porque no tendremos agua.

La paradoja de este loco mundo en el que vivimos es que, entre otras muchas, pues para fabricar el envase que contiene un litro de agua hay que emplear cuatro.

¿Les parece mentira? Pues no lo es. Ni mijita.

Ya es fin de semana. Momento ideal para todo aquel que se preocupe pues emplear algo de su tiempo para sólo informarse.

Se puede sacar tiempo. Os lo aseguro.

En esta ocasión la `pista me la dio mi buen amigo Nosce. Hace pocos días.

Espero que sea de vuestro interés el documental que hoy cuelgo para todos mis lectores.

Es muy bueno. Y avalado por la firma Microsoft.

Creo que bien merece la pea visionarlo.

Saludos a todos y gracias por vuestro soporte.

Buda Oro The golden glow of the Buddha

 

Gabriel García Márquez… Casi ná

ego3

“La memoria del corazón elimina los malos recuerdos y magnifica los buenos, y gracias a ese artificio, logramos sobrellevar el pasado.”
— Gabriel García Márquez

Rebuscando en su página de Facebook, topé con esta frase del genial maestro. Aparentemente, escrita por él pocos meses antes de su fallecimiento. Y digo supuestamente, porque como ya se sabe cayó en las garras de esa terrible enfermedad que poco a poco te va borrando la memoria al extremo de ni tan siquiera poder reconocer a tus seres más allegados.

Cruel paradoja. Él, que tanto evocó a los recuerdos. Y a la memoria. Tal como escribió en su magnífica novela “Crónica de una muerte anunciada” ésta de entre tantas otras frases:

 – Cuando me despierte -dijo él- recuérdame que me voy a casar con ella.

Sólo he leído cuatro libros suyos: “Cien años de soledad”, “Crónica de una muerte anunciada”, “El amor en los tiempos del cólera” y otra cuyo título no recuerdo; pero que más o menos va del polvete de despedida de un señor de edad avanzada. Quién sabe. Puede que estuviese narrando su última aventura amorosa.

Pero no. No os voy a distraer con lo que to quisqui ha venido rasgueando sobre el maestro durante estos últimos dos días.

Me voy a ir totalmente por las ramas. Les voy a resonar un congreso literario celebrado en Méjico hace bastantes años y del que salió algo trasquilado.

Los grandes lingüistas y expertos, y doctos en la lengua castellana o español como el bien prefería definir lo pusieron a parir tras su ponencia.

Vaya, que a poco que lo expulsan del dichoso congreso.

Él, sólo perseguía abreviar. Su intención era tremendamente sencilla. Su objetivo: procurar unir más aún o del todo a los hispanoparlantes.

Sí. A todos los que presumimos y nos sentimos orgullos de nuestro idioma. Lengua que mal que le pese a los anglosajones, después del chino ocupa el segundo lugar de gente en el mundo que más habla.

Y fíjense si el es tema es serio que en Los Estados Unidos De Norteamérica, se han puesto pero que muy requetebién las pilas al respecto. A cada día que pasa son más los norteamericanos decididos a estudiar el español.

Pero de nuevo me estoy saliendo del tema que me ocupa.

La propuesta de García Márquez fue muy escueta a la vez que revolucionaria. Escandalosa. Indígnante. No cabía lógica alguna en ésta.

Era muy necesario, según expuso, eliminar letras del diccionario. Obviamente se refería a las consonantes. También lo era el tema de los acentos y puntuación. De ese modo nuestra lengua se haría mucho más ligera y fácil  de entender entre la inmensa mayoría de todos nosotros.

Cómo se iban a eliminar letras de nuestro alfabeto. Cómo se iban a solucionar las cuestiones de las dichosas tildes o acentos, o la jodida asignatura pendiente de casi todos los que escribimos: la puntuación.

Explicaba que en ese sentido los anglosajones eran tremendamente mucho más prácticos que nosotros. Su idioma, al carecer de tanto barroquismo era mucho más accesible que el nuestro.

Y, dado que el blog me limita en cuanto al número de palabras por publicación, estando a punto de convertir este articulillo en un adoquín, les demostraré sobre la marcha a qué se refería este fenómeno de la literatura universal.

E sido d los primeritos en unirme a la propuesta del maestro.

Prokuraré no marear konsiderablemente la perdis aunke el jesto resulte algo pedante.

En su dia, un katedratiko d La Unibersidad de Malaga, definió mi modo d eskribir como kaotico. Aora, eso si , me bisitaba a diario

Sin embargo, todos aquellos ke me leían me komprendían.

En esta brebe esposision ke duda kabe d ke estoy esajerando vastante.

No ostante, no ay + ke ber a la peña uasapeando o enbiando mensages para comprovar  ke no cave duda respecto al echo inegable d ke algo esta camviando a pokito a poko nuestra ortografía.

Koncluiendo: menudo koñazo a sido en esta okasión poner el dishoso egemplo ya qe mi prosesador d testos me korrige automatikamente casi todas las falta de ortografía que e benido cometiendo.

Pues sí, apreciados lectores, esta fue la escandalosa propuesta del Premio Nobel de Literatura.

Para terminar, simplemente les apuntaré que el mismísimo Borges, otro Nobel de Literatura, lanzo que prefería leer nuestro maravilloso Don Quijote en Ingles antes que en castellano porque le resultaba muchísimo más fácil de comprender.

Saludos a todos y gracias por vuestro soporte.

normativas, rules