Si la muerte me sorprende…

julio d castro – galería cubanito cuentacuentos

– Si la muerte me sorprende –

Si la muerte me sorprende, no creo sea muy de mi agrado.

Si la muerte me sorprende, seguro habré intentado estar preparado.

Si la muerte me sorprende que sea en edad avanzada,

aunque sin sentirme viejo.

Si la muerte me sorprende, habré procurado ir al encuentro de todos mis acreedores

habiendo atendido a todas mis deudas

sin dejar una sola pendiente.

Si la muerte me sorprende, ansío no sea debido a una bomba atómica;

señal apocalíptica.

Si la muerte me sorprende, espero sea de modo breve y sin apenas sufrimiento.

Si la muerte me sorprende habré de aceptarlo de buen grado.

Porque si la muerte me sorprende, ello querrá decir

que mi hora llegó.

Para qué rebelarme, entonces,

si la muerte me sorprende.

©julio d castro

sombrero de julio d castro – galería cubanito cuentacuentos
©julio d castro
Anuncios

Experimento Prisión de Stanford & la realidad del Mal, La Maldad, Lo Malvado…

Resultado de imagen de experimento carcel de stanford

El experimento de la prisión de Stanford fue un estudio de los efectos psicológicos de convertirse en un prisionero o guardia de la prisión.

El experimento fue conducido del 14 al 20 de Resultado de imagen de experimento carcel de stanfordagosto de 1971 por un equipo de investigadores liderados por el profesor de psicología Philip Zimbardo en la Universidad de Stanford. Fue financiado por una subvención de la Oficina de Investigación Naval de los EE.UU. y fue de interés tanto para la Marina de los EE.UU. y el Cuerpo de Marines, a fin de determinar las causas de los conflictos entre guardias militares y prisioneros.
Veinticuatro estudiantes fueron seleccionados de 75 para jugar a los prisioneros y vivir en una prisión simulada en el sótano del edificio de psicología de Stanford. Los roles fueron asignados al azar. Los participantes se adaptaron a sus papeles mucho más allá de lo que incluso Zimbardo esperaba, llevando a los “oficiales” a mostrar medidas autoritarias y, en última instancia, sometiendo a algunos de los prisioneros a torturas. A su vez, muchos de los prisioneros desarrollaron actitudes pasivas y aceptaron abusos físicos, y, a petición de los guardias, infligieron fácilmente castigo a otros presos que intentaron detenerlo. El experimento afectó incluso al propio Zimbardo, quien, en su calidad de “Superintendente de la prisión”, perdió de vista su papel de psicólogo y permitió que el abuso continuara como si fuera una prisión real. Cinco de los prisioneros estaban bastante disgustados por el proceso de dejar el experimento temprano, y el experimento completo fue detenido abruptamente después de sólo seis días. El proceso experimental y los resultados siguen siendo controvertidos. Todo el experimento fue filmado, con fragmentos puestos a disposición del público.

http://www.prisonexp.org/

El documental

Experimento de la cárcel de Stanford. (Documental) Noche temática – La ciencia del mal

La Entrevista

Ph. Zimbardo entrevistado por E. Punset. Experimento de la prisión de Stanford

La Película

Resultado de imagen de experimento carcel de stanford

Gracias por tu soporte

sombrero de julio d castro – galería cubanito cuentacuentos
©julio d castro

Ya es Primavera, pa Sevilla y olé

En Sevilla – galería cubanito cuentacuentos -©julio d castro

 

en sevilla – galería cubanito cuentacuentos – La Giralda de Sevilla
©julio d castro

Como casi siempre el tiempo se me ha echado arriba.

Debería de tener casi todo listo. Pero debido a contratiempos y a mi exceso de confianza, resulta que hoy mismo ha comenzado la bella primavera.

En Sevilla, diría yo, la estación más bonita y cargada de significado del año.

Salen las históricas procesiones de Semana Santa y al poco tiempo, zas, La Feria. Insuperable. Famosa en el mundo entero.

Por fortuna este año he sido invitado por una de mis editoras en La Editorial Punto Rojo de Sevilla.

Las palabras de “Valle”, mi citada asesora con nombre diminutivo de Virgen del Valle, fueron directas y con mucho cariño:

-Julio, Chany, no os podéis perder nuestra feria. Estáis invitados a nuestra caseta privada. Me refiero a la mía y de mis amistades.

Menudo honor, pensamos. A esta celebración has de ir con invitación. No hay otro modo de conocer este regia fiesta. A no ser, claro está, que vaya a la caseta del Ayuntamiento. Única abierta a todos los públicos. El resto, insisto, son privadas y por lo que tengo entendido, espectaculares. Pero si no te han invitado, no te dejaran pasar. Así son sus normas. Así es de exclusiva.

La Giralda de Sevilla galería cubanito cuentacuentos – ©julio d castro

Con lo enamorado que siempre he estado de Andalucía, nunca tuve tan fantástica oportunidad. Y creo, que a poco que las circunstancias me lo permitan, acudiré a esta cita casi obligada.

Todo un mes seguido de celebraciones. Primero las de orden religioso. Luego las de carácter festivo total. Una auténtica maravilla.

Si consigo acudir ya les contaré. Y si no lo logro, también algo contaré. Tanto de La Semana Santa como de La Feria. Palabrita.

Gracias por vuestro permanente soporte

Hotel Casa de los Mercaderes en Sevilla (trabajando) – galería cubanito cuentacuentos – ©Emilia Carratalá