María María (santana)

Cuál no habrá sido mi alegría, al verificar que ésta, mi casi descuarejingada, casi a punto de fenecer y casi olvidada weblog, comienza a retomar su rumbo de nuevo.

A cada día que pasa, recibo más visitas y cómo no: Ello me llena de satisfacción, alegría y entusiasmo.

También, en cierto modo, me obliga a reamueblar mi mente tan desordenada debido a los microblogs o miniblogs al estilo de Facebook o Twiter y que tanto tiempo me ocupan debido al montón de amiguetes que por suerte tengo, y a los que desde aquí, al igual que al resto de mis lectores les expreso mi más sincero agradecimiento.

Ya que sin en estos menesteres del garabateo hay algo de lo que estoy muy seguro, es que de no ser por todos vosotros, la publicación de esta página no tendría sentido alguno.

Nunca dejéis de tener en cuenta que la verdadera fortuna de todo escritor es tener lectores. Con uno solo que te depare un mínimo de atención bien que puedes aseverar: Vale la pena. Claro que sí.

Mi actual objetivo: Hacer una combinación de textos con música. Hasta ahora me ha dado resultado y espero que me lo siga dando.

El resto depende de vosotros, mis apreciados lectores.

Y ya, se acabó la coba. Que me estoy pasando un viaje de pueblos. ¿ No os parece? A mi, sí que sí.

Gracias por vuestro soporte y hasta muy prontito.

 

ego45.jpg

Anuncios

Pink Floyd – Another Brick In The Wall

 

Siempre, quedan muros por derribar!!!

 

Stupa Benalmadena

 

I will allways love you

Resulta muy curioso. Puede, que para algunos carente de toda lógica y credibilidad.

 

Sin embargo, a ellos los vinculaba el cordón secreto protector del Lama. Su Guru. Junto al cual experimentaron su corta, aunque intensa historia de amor.

Resultó que un día inesperado, El Lama tuvo que regresar a La India para hacerse cargo de un monasterio por allá. Al menos, esa fue la explicación que a él le dieron.

Lo cierto es, según me narrarón, que no hizo más que sentir desconexión con su guru y al acto dejar de sentirla hacia ella.

En cualquier caso, me asevero que siempre la mantendría en su recuerdo con amor.