Acogida y Amistad

galería cubanito cuentacuentos – © julio d castro

Amistad

Tal vez fui imprudente.

En ocasiones somero e insolente.

Actitud equívoca y opuesta a mi intención,

pues mi suerte al encontraros

expulso lejos de mí

toda soledad y depresión.

Recobré la fe,

el optimismo,

la ilusión.

Alcanzar amistad permanente,

la real,

materia es ganada

distinguidamente,

pues lograrla resulta

tarea muy exigente.

Las ideas, opiniones

o pensamientos

en la amistad

deben ser y son

siempre de libre expresión

pues si hubiere

condición

la tertulia tornaría

en frustración.

Mas con vosotros

amigos míos,

intelectuales, contertulios

con educación,

con formación,

hasta una simple

o breve reunión

me transforma, me conduce

a la liberación.

La amistad no se conquista

por casualidad o sortilegio.

Arduo es conseguirla y, sin duda,

un exitoso privilegio.

©® julio d castro

Acogida

A mis grandes amigos Juan Carlos y Goñi

No existe mayor fortuna que encontrar a un par de buenos amigos en momentos de desánimo y confusión. Todos necesitamos a un amigo al menos una vez en la vida. Lo paradójico es que siempre resulta ser un extraño del todo ajeno a tus conflictos o uno muy venido de lejos en el tiempo ese que te ofrece la amistad y consuelo que precisas y andas esperando de algún otro. Así de contradictoria es la vida.

Este par de personajes que aludo, uno abogado y el ootro arquitecto fueron esos amigos que, entonces, tanto necesité. Me acogieron, comprendieron, animaron y, sobre todo, regalaron mucho afecto. De modo altruista. Sin el más mínimo interés en obtener nada a cambio. Es así como deben ser los amigos y no como son la mayoría que se hacen llamar de ese modo.

A ellos debo el nacimiento de mi primer libro. A ellos debo el que me enfrascara en la ardua labor de recopilar todos mis apuntes llenos de polvo acumulado con el pasar de los años y decidiera ordenarlos minuciosamente. Ellos me obligaron a tomarme a mí mismo en serio. Muy en serio. A tomarme de modo formal de una vez y por todas el fascinante mundo de la creación. A ellos debo que este poema fuese incluido en una antología poética publicada hace bastantes años. A ellos debo recobrar la ilusión. A ellos debo el despertar de una parte de mi mente apagada.

A ellos debo tanto…

Observaciones:

Hace tantos años que escribí esto que muestro acá arriba que ya olvidé la fecha. Así soy de desastre. Sólo puedo acreditar que fue publicado sobre la pasada primavera del año 2001 por Centro de Estudios Poéticos.

No fue lo primero que me publicaron. Casi con exactitud, quisiera recordar, la tercera vez. Quizá la más importante. Aunque a decir verdad cualquier trabajo publicado por el escritor es siempre motivo de festejo. No resulta nada fácil que seas publicado. Menos aún en aquellos años que pasábamos por una crisis editorial jamás conocida hasta entonces.

Hoy por hoy parece que al cosa va cambiando. Por fortuna para muchos de nosotros.

De estos dos amigos antes citados uno ya se fue. Goñi, el arquitecto. Murió solo. Tal como vivía. Era un hombre bastante solitario y con tal cultura que su conversación rayaba muchas veces en la pedantería. Sin embargo, aprendí mucho de el.

Y como es costumbre en mí y en casi todas mis entradas les ofreceré la única canción que me puede venir a la mente en unos instantes como estos:

La maravillosa composición del maestro Alberto Cortés.

Gracias por tu permanente soporte

julio d castro – cubanito cuentacuentos – ©® julio d castro
Anuncios

El loco de la colina : Jesús Quintero & viceversa – monólogos

julio d castro & jesús quintero – galería cubanito cuentacuentos – ©Emilia Carratalá

 

Para mí supuso todo un honor. Además maté dos pájaros de un tiro. Como aquel que apunta bien…

Conocí personalmente al gran galán Arturo Fernandez. Pero, cuál no sería mi sorpresa que sería en el mismísimo teatro de Jesús Quintero dónde aquellos fantásticos momentos sucedieron.

Aquello ocurrió, no hace mucho, en una bella calle de Sevilla. La de nombre: Calle Cuna, tan cerca del Palacio de Lebrija. Y en el teatro del loco. Aquel loco al que seguí desde mi juventud. Aquel loco del que jamás me cansaba, ni me agotaba oír sus cuentos. Aquel loco del que tanto aprendí. Aquel loco al que tanto me asemejaba. Y, me asemejo. Un loco. Otro loco como yo. Aunque nunca lo dudes: Como la mayoría, un loco genial.

El loco de la colina, Jesus Quintero

Gracias por tu soporte

julio d castro, jesús quintero, emilia carratalá & others – galería cubanito cuentacuentos – ©julio d castro

Ké sería de nosotros sin ellas – Día Internacional de la Mujer

galería cubanito cuentacuentos

Hoy es el Día Internacional de la Mujer

Así pensaba:

-Quién duda que de no ser por ellas el mundo no caminaría. Ni hacia adelante ni hacia detrás. Simplemente, no andaría.

-Puede que la semilla del hombre germine; pero es ella la que nos dará la vida. Esa es la madre.

-¿La que nos dará la muerte? A saber… Aunque, casi seguro, habrá alguna mujer en el momento de tu fallecimiento. Siempre están cerca. Por lo general para lo bueno y para lo malo. Es así como sucede en la inmensa mayoría de los casos.

-Excepto en casos de divorcios, que también y por lo general suelen dejar sin blanca al que ejerciera de pareja durante años. Casi siempre tendrá razón la mujer. Él es en toda ocasión el culpable. No lo dudes.

Casi siempre. Sólo casi siempre

No dejó de pensar en ello…

Feliz día Internacional de la Mujer

©julio d castro

Gracias por tu soporte
galería cubanito cuentacuentos