Honestidad

julio d castro pensando solo
julio d castro

Honestidad

¿Tan difícil resulta actuar correctamente?

Pues parece ser que sí.

Son muchos los, que aún debiendo, no lo hacen.

Quizá demasiados.

A más evolución + involución.

El hombre parece estar empeñado en no avanzar hacia a ese mundo tan predicado como, a la vez, ignorado.

Un mundo de bienestar total al que no a todos está permitido. Es lujo, más bien de una minoría debiendo serlo de la mayoría.

Se sabe que La Tierra da alimento suficiente como para que no hubiese hambre en el mundo. Sin embargo, son cada vez más las gentes que apenas se pueden llevar a la boca un trozo de pan.

Se sabe que no hay necesidad alguna de pasar sed. Sin embargo, existen personas que han de caminar durante horas para poder obtener una pequeña garrafa de agua supuestamente potable.

Se sabe que todo conflicto bélico es deleznable. Sin embargo no se detienen. Siempre hay varias guerras en marcha.

Se sabe y se discute sobre erradicar la tiranía en el mundo. Sobre capturar y aislar a todo aquel convertido en tirano. Sin embargo, se le permite tiranizar a pueblos enteros mirando hacia otro lado.

Se sabe que existen medicamentos de sobra para todos. Sin embargo, está más que demostrado que son grandes corporaciones las que ejercen el dominio y control total sobre estos. Con el solo propósito de lucrarse en demasía, se niegan a facilitárselos a los que carecen de recursos suficientes.

Se sabe que todo el mundo tiene derecho a una educación básica. Sin embargo son millones los niños que no solo no aprenden a leer y escribir, sino que también han de ir a trabajar a lugares de todo tipo en condiciones infrahumanas.

Se sabe que es un derecho universal el tener acceso a una vivienda digna y cuántas personas no se ven durmiendo a la intemperie un día tras otro. Desde su nacimiento.

Se supone que todas las personas tienen el derecho de ser atendidos hospitalariamente y recibir atención médica. Sin embargo, pobre de aquel que, en muchos países muy desarrollados, carezca de un buen seguro de enfermedad. En insisto en un buen seguro y, ojo, las cuotas al día rigurosamente pagadas ya que son muchos los seguros que no tienen coberturas universales e ilimitadas ante una larga o costosa enfermedad. Por fortuna, no en todas las naciones; pero sí en una mayoría de éstas.

Se sabe que todo ser tiene derecho a una vejez digna y sus básicas necesidades aseguradas. Sin embargo, son muchos los que sufren una senectud miserable y paupérrima.

Se sabe que la energía nuclear puede conducir a la destrucción del Mundo. Sin embargo cada vez se fabrican más armas atómicas.

Se sabe todo esto y mucho más…

Pero la codicia, la envidia, la ambición de poder, el egoísmo, la mezquindad y esa enfermedad mental de querer cada vez más sin importarte el mal o el sufrimiento ajeno es la raíz de la falta de honestidad.

©julio d castro

 

Gracias por tu support

galería cubanito cuentacuentos
Anuncios

Acogida y Amistad

galería cubanito cuentacuentos – © julio d castro

Amistad

Tal vez fui imprudente.

En ocasiones somero e insolente.

Actitud equívoca y opuesta a mi intención,

pues mi suerte al encontraros

expulso lejos de mí

toda soledad y depresión.

Recobré la fe,

el optimismo,

la ilusión.

Alcanzar amistad permanente,

la real,

materia es ganada

distinguidamente,

pues lograrla resulta

tarea muy exigente.

Las ideas, opiniones

o pensamientos

en la amistad

deben ser y son

siempre de libre expresión

pues si hubiere

condición

la tertulia tornaría

en frustración.

Mas con vosotros

amigos míos,

intelectuales, contertulios

con educación,

con formación,

hasta una simple

o breve reunión

me transforma, me conduce

a la liberación.

La amistad no se conquista

por casualidad o sortilegio.

Arduo es conseguirla y, sin duda,

un exitoso privilegio.

©® julio d castro

Acogida

A mis grandes amigos Juan Carlos y Goñi

No existe mayor fortuna que encontrar a un par de buenos amigos en momentos de desánimo y confusión. Todos necesitamos a un amigo al menos una vez en la vida. Lo paradójico es que siempre resulta ser un extraño del todo ajeno a tus conflictos o uno muy venido de lejos en el tiempo ese que te ofrece la amistad y consuelo que precisas y andas esperando de algún otro. Así de contradictoria es la vida.

Este par de personajes que aludo, uno abogado y el ootro arquitecto fueron esos amigos que, entonces, tanto necesité. Me acogieron, comprendieron, animaron y, sobre todo, regalaron mucho afecto. De modo altruista. Sin el más mínimo interés en obtener nada a cambio. Es así como deben ser los amigos y no como son la mayoría que se hacen llamar de ese modo.

A ellos debo el nacimiento de mi primer libro. A ellos debo el que me enfrascara en la ardua labor de recopilar todos mis apuntes llenos de polvo acumulado con el pasar de los años y decidiera ordenarlos minuciosamente. Ellos me obligaron a tomarme a mí mismo en serio. Muy en serio. A tomarme de modo formal de una vez y por todas el fascinante mundo de la creación. A ellos debo que este poema fuese incluido en una antología poética publicada hace bastantes años. A ellos debo recobrar la ilusión. A ellos debo el despertar de una parte de mi mente apagada.

A ellos debo tanto…

Observaciones:

Hace tantos años que escribí esto que muestro acá arriba que ya olvidé la fecha. Así soy de desastre. Sólo puedo acreditar que fue publicado sobre la pasada primavera del año 2001 por Centro de Estudios Poéticos.

No fue lo primero que me publicaron. Casi con exactitud, quisiera recordar, la tercera vez. Quizá la más importante. Aunque a decir verdad cualquier trabajo publicado por el escritor es siempre motivo de festejo. No resulta nada fácil que seas publicado. Menos aún en aquellos años que pasábamos por una crisis editorial jamás conocida hasta entonces.

Hoy por hoy parece que al cosa va cambiando. Por fortuna para muchos de nosotros.

De estos dos amigos antes citados uno ya se fue. Goñi, el arquitecto. Murió solo. Tal como vivía. Era un hombre bastante solitario y con tal cultura que su conversación rayaba muchas veces en la pedantería. Sin embargo, aprendí mucho de el.

Y como es costumbre en mí y en casi todas mis entradas les ofreceré la única canción que me puede venir a la mente en unos instantes como estos:

La maravillosa composición del maestro Alberto Cortés.

Gracias por tu permanente soporte

julio d castro – cubanito cuentacuentos – ©® julio d castro

Paz – Drogas – Sexo – Rock & Roll…

Resultado de imagen de LSD
galería cubanito cuentacuentos
Ideal el reportaje que he encontrado para todos vosotros.
Va de límites.
Es fin de semana y período estival ¿Por qué no ver un buen documental?
Resultado de imagen de yerba y heroina
galería cubanito cuentacuentos

Gracias por vuestro soporte y feliz verano, aunque sin drogas

julio d castro – cubanito cuentacuentos