Y si los Robots se amasen…

Han pasado unos veinte años desde que este clip se grabó. Perece mentira, ¿verdad?

Échale un ojo. Es una manera de ver un posible mundo perfecto.

Si así lo ha visto y materializó Chris Cunningham, ¿por qué no ha de ser así?

 

Así se hizo:

Gracias por tu support

julio d castro – el cubanito cuentacuentos – galería cubanito cuentacuentos ©Emilia Carratalá

Realidad Virtual: Una realidad…

Puedes entrar en una galería de arte y ver cosas increíbles. O bien, antes de que te sirvan la comida contemplar en la misma mesa cómo un muñequito te prepara un postre.

Observa:

Interesante. Muy interesante.

Gracias por tu soporte

julio d castro - el cubanito cuentacuentos
julio d castro – el cubanito cuentacuentos

El hombre de la guitarra

 

-El hombre de la guitarra
Me aproximé a él. No lo pude evitar. El dulce y cautivador sonido de su guitarra me fue atrayendo hacia él poco a poco. Me sucedió en el Anfiteatro Romano de Málaga, España.
Le pregunté, tras haber echado una moneda de euro en la funda de su guitarra:
– ¿Puedo harte una foto?
-Sí. Claro que sí. Me contesta en un marcado acento italiano.
Pero yo insisto, no sería la primera vez que algo así me sucede. En cierta ocasión le tuve que aflojar cinco euros a uno por permitirme hacerle un clip. Lo entendí. Es duro, muy duro andar tirado en la calle y a expensas de la caridad de otros.
-Mira, sólo quiero avisarte de que con esta foto no me lucro.
Me mira con cara de interrogación y pregunta:
-¿Lucro?
-Bueno lucro quiere decir que gano dinero. O sea, no voy a ganar dinero con tu foto, aunque sí que la pienso publicar en las redes sociales y en mi weblog. Soy bloguero (obvié lo de profesional). ¿Te importa?
-En absoluto. Puedes hacer con la foto que me hagas lo que quieras. Incluso si ganas dinero con ella mejor para ti. No pasa nada. Gracias por tu moneda.
Y siguió tocando la guitarra para mí.
Me demostró ser un verdadero artista. Nada avaricioso. Creo que él lo que más me agradeció fue haberme puesto a escuchar su música.

Lo que más agradece todo artista es que admiren su trabajo.
Olvidé hasta preguntar cómo se llamaba. Al rato volví para hacerlo y ya no estaba.

©julio d castro

el músico del anfiteatro romana de málaga, españa – galería cubanito cuentacuentos ©julio d castro

Gracias por tu soporte