No vengas a mi casa esta Navidad…

Todos los años, casi sin excepción, cuelgo en mi blog cualquier clip que evoque aquella maravillosa canción de Luis Aguilé.

Es de esas que jamás pasan de moda. Siempre vigentes.

Sin embargo, este año lo hago con bastante tristeza. Prueba de ello, el encabezamiento de esta entrada.

El motivo es obvio.

Con esta dichosa crisis y la carencia de tantas cosas en éste mi maravilloso país de adopción, serán muchas las familias que no podrán reunirse como de costumbre, debido a la ineludible realidad de falta de recursos.

Sí. Ya se sabe. Donde comen dos, pues lo pueden hacer tres también. Palabras muy bonitas, aunque casi utópicas.

Todos los años, suelo invitar o bien en Noche Buena, o en la noche de San Silvestre, a algún conocido a pasarla en mi casa y con mi familia.

El pasado año vino un tal Antonio. Viejo conocido de La Alpujarra Granadina. Estaba más solo que la una. Y no veas, el pedazo de alegría que le di.

Este año. he decidido no hacerlo.

Si bien, he optado por comprar algunas cosillas y donarlas a un banco de alimentos próximo a mi casa. Os animo a todos aquellos que podáis a hacerlo también.

Pienso, que si es triste pasar unas Navidades solo y lo he experimentado, mucho más triste ha de ser pasarlas sin tan siquiera tener un bocado que llevarse a la boca.

Tomad nota, apreciados lectores. Tomad nota.

Saludos a todos y gracias por vuestro soporte.

tara-verde2

Anuncios